Fake News


Alumnado de 1º de Bachillerato

En 1º de Bachillerato llevamos unas semanas reflexionando sobre la verdad. Hemos estudiado las distintas teorías y posicionamientos filosóficos entorno a esta cuestión y nos hemos propuesto, trabajando en grupos cooperativos, hacer un decálogo contra la mentira. Esto nos ha llevado a preguntarnos sobre si existe un conocimiento objetivo, universal y verdadero de la realidad y hemos acudido a la historia de la filosofía para ir comprendiendo que respondieron: Descartes, Hume y Kant sobre esto.

Como parte esencial de nuestro aprendizaje trabajamos la reflexión crítica y la plasmamos en disertaciones que nos permiten defender nuestras ideas usando argumentos racionales. En esta ocasión presentamos aquí algunos ejemplos de ello realizados en un examen parcial con el consiguiente acotamiento de tiempo y espacio. El texto surge de responder a las siguientes preguntas ¿Qué son las Fake News? ¿Consideras que vivimos en una sociedad de la infoxicación? ¿Cómo podemos detectar bulos?

De bulos y mentiras - Silvia Gómez

Realidad a la carta - Manuel Sánchez

Infoxificación - Noa Aranguren

¿Engañados por pereza? - Sergio Serrano



De bulos y mentiras - Silvia Gómez

Las fake news, como su nombre indica en inglés, son noticias falsas que lo que pretenden es que creas algo que no es y por lo tanto creas que estás bien informado sobre algún tema, cuando verdaderamente estás mal documentado o informado en este caso, frente a temas de todos los tipos, desde artículos científicos hasta reportajes de prensa rosa.

Normalmente, este tipo de noticias, suelen aparecer en internet o las podemos encontrar también en redes sociales, ya que muchas veces no son una fuente cien por cien fiable del todo porque en algunos casos, las personas que informan de esto, no conocen en profundidad el tema del que están hablando o simplemente no ha habido una investigación muy certera que les haga conocer bien el caso o la noticia de la que van a hablar.

Porque puede ocurrir, que personajes públicos, digan o hagan algo y cada persona lo interpreta en sí mismo, de diferente manera que otra y que se pueda tergiversar sus palabras o actos y que se acabe formando un bulo o una fake new.

En el caso de la “intoxicación”, creo que si, que vivimos en una sociedad asi, ya que no te puedes fiar del todo de lo que dicen las noticias ya que muchas veces hasta los medios de comunicación televisivos, pueden informar de algo que verdaderamente no ha ocurrido de esa manera, y puede desencadenar en algo un poco más grave, haciendo creer cosas que no son.

Por lo que yo creo que antes de creernos todo lo que nos dicen, incluso personas de nuestro propio entorno, es comprobar la veracidad de lo que nos están contando, por nuestra cuenta. Pero cierto es, que esas personas o esos medios, no nos están mintiendo en todos los casos, si no que lo que ocurre es que hay una falta de información tanto por su parte como por la nuestra, por lo que cada uno debería conocer un poco por su cuenta de lo que se está hablando.

Y en cuanto a los bulos, creo que hay cantidad de ellos en páginas webs o en páginas informativas que no son demasiado conocidas y por lo tanto, hay cantidad de noticias falsas, por lo que hay que aprender a detectar estos bulos, para no creernos todo lo que hay en internet. En webs del tipo a las que he comentado antes, pueden aparecer indicios de que te están informando de algo que no es verídico, como faltas de ortografía, ya que periódicos digitales de prestigio, no suelen tener ningún tipo de falta, por lo menos a simple vista.

Otro indicio de bulo sería la repetición de palabras, omitiendo el uso de sinónimos, facilitando así la lectura del espectador o lector. Y por último, otro ejemplo para detectar un bulo es cuando pretenden persuadirte, para que creas lo que dicen mediante repetición constante de los mismos argumentos intentamos hacerte creer que lo que dicen es real, haciendo hincapié y basándose en un único argumento.

Volver




Realidad a la carta - Manuel Sánchez

Vivimos en una sociedad, gracias a las nuevas tecnologías, donde cualquiera puede opinar sobre lo que sea, tenga o no fundamento sobre su opinión. Al mismo tiempo, nos llegan constantemente a través de las redes sociales y los medios de comunicación tantas noticias e información, que resultaría imposible pararse a mirar si cada una de las noticias es verdadera o falsa. Estoy enormemente de acuerdo con la pensadora francesa Simone Weil en que clasificamos la información que recibimos en verdadera o falsa, según nuestros gustos. Además, los algoritmos de las redes sociales analizan nuestros gustos y nos ofrecen una realidad “a la carta”.

Las Fake News son noticias falsas o sacadas de contexto, que a veces nacen de la ignorancia, y muchas otras veces tienen un objetivo concreto, como en el caso de Donald Trump, que ganó las elecciones gracias a Fake News que se viralizaron. Cada vez está más de moda el sensacionalismo, y las noticias están más guiadas por la emoción que por la información objetiva relevante. Me parece adecuado el término “infoxificación”, que intuyo que se refiere a la “intoxicación” por exceso de información. Es importante, por lo tanto, especialmente con noticias de gran relevancia, que aprendamos a distinguir, por lo menos a grandes rasgos, una noticia verdadera o falsa (ya que muchas veces resulta imposible con total certeza). Para ello, podemos utilizar los criterios de verdad y los grados de conocimiento de Kant. Debemos observar si aportan razones objetivas o pruebas visuales. Buscar cosas sospechosas como sensacionalismo excesivo o una mala ortografía. Sobre todo, intentar ir a la fuente de la información, averiguar cuándo y dónde se desarrolló el evento y contrastarlo con otras fuentes (criterio de consenso y coherencia).

Es importante también distinguir la emoción de la información. No te fíes de la opinión ni te dejes manipular emocionalmente, mantente lo más racional y objetivo posible. Muchas veces, basta con aplicar el sentido común (del que muchos carecemos) para conocer la veracidad de una noticia, pero otras veces es más complicado. Por eso es importante conocer el contexto completo de la noticia. Muchas personas dicen de buscar fuentes de autoridad, como periódicos oficiales. Yo personalmente soy muy desconfiado y conspiranoico, y no me fío en absoluto de los medios de comunicación ni periódicos controlados por el Estado y el Gobierno, ya que considero que son los que más interés pueden tener en difundir Fake News, que a menudo obtienen veracidad a través de la repetición, y también tienen más herramientas para hacer estas noticias lo más “realistas” posibles.

En resumen, opines lo que opines y leas lo que leas, sea falso o verdadero, va a ser irrelevante cuando mueras, y dejaremos todos de existir sin saber con certeza si no hemos construido nuestra vida y realidad a base de mentiras. Como dice Hume, la realidad la construye el propio sujeto. Sé feliz.

Volver




Infoxicación - Noa Aranguren

Las Fake News como indica su nombre son noticias falsas o noticias manipuladas.Estas noticias tienen el papel de engañarnos con información que no es cierta.

En mi opinión considero que vivimos en una sociedad de la infoxicación, debido a que nos intoxican constantemente con información falsa, ya sea para engañarnos o simplemente para meternos miedo.

Todos en algún momento nos hemos creído e incluso asustado por una noticia falsa.Hoy en día los bulos están mucho más presentes que hace unos años debido a las tecnologías y medios de comunicación.

Al poder obtener todo tipo de información por internet nos exponemos a encontrar Fake News, no siempre comprobamos la fuente de información que estamos leyendo.

Para poder detectar los bulos tenemos que hacer una serie de cosas.Primero al leer una noticia o bien ver un video en Tik Tok debemos comprobar dicha información con otras fuentes. También podemos hablarlo con nuestro entorno para ver si ellos también han adquirido esta información .

Otra forma de detectar dichos vuelos es buscar la información en fuentes oficiales y comparar dicha noticia.También podríamos ver si está en el telediario.

Una vez que hayamos detectado el bulo, debemos difundir o avisar de esta noticia falsa para que nadie se lo crea.

En conclusión, vivimos rodeados de Fake News y no siempre llevamos a cabo la comprobación de la información, pero tenemos que tener muy claro que no todo lo que vemos o leemos es cierto y debemos desmentir aquello que sí que sabemos que es falso.

Debido a que los niños si que se creen todo lo que ven por internet. Si cada uno se ocupase de desmentir las informaciones falsas falsas que le llegan a nuestros hermanos pequeños, les haríamos ver el peligro de todo internet en general.

Volver




¿Engañados por pereza? - Sergio Serrano

Las fake news, en español noticias falsas o manipuladas, son artículos con información modificada según el mensaje que quiera dar el autor, es decir, en el hipotético caso de que un periodista divulga fake news sobre una nueva estadística, la cual indica que ha bajado el paro, indicándonos una información positiva para así cambiar la moral de la población hacia las directrices del gobierno, pero en realidad el paro puede seguir igual o haber empeorado, esto es un ejemplo explicativo.

Actualmente vivimos en una sociedad enfocada hacia las tecnologías, principalmente en las redes sociales, el cual es el medio perfecto para expandir las noticias falsas, ya que es un medio fácil y accesible para cualquiera, así aprovechando la inocencia de cualquier adolescente o persona para introducir esta información falsa en sus cabezas.

Al ocurrir esto, llegamos a un periodo en que cualquier persona se cree cualquier cosa. Esta persona que retiene todo tipo de información falsa, no suele contrastar con información similar para ver si es verdadera y además se dedican a expandirla por medios familiares o amigos, así creando una cadena de información manipulada, justo lo que el medio manipulador quiere. El objetivo de estos medios es expandir de esta manera artículos que favorezcan a un sistema el cual apoyan, sacando así un beneficio.

La mejor manera de enfrentarnos a este bombardeo masivo es creando un decálogo o de menor cantidad, para detectar si una información es verdadera o no. Es recomendable empezar informandose del tema en cuestión, buscando otros medios diferentes, para así contrastar si lo que te comunican es semejante, así siendo cierto o no. Luego se debería investigar el medio del cual has extraido el artículo, viendo si tiene algún logro anterior o experiencia en los mundos periodísticos, esto mismo también se debe realizar con el autor del artículo.

Por último, es recomendable observar si las fechas y lugares son correspondientes al hecho de la noticia, es decir, que no te infiltren algún dato previo de otro acontecimiento en el artículo actual.

En resumen, hay que estar precavidos con la manipulación que podemos recibir en cualquier espacio, y es muy recomendable tener una serie de pasos a seguir para detectar una fake new y mantenernos a salvo.

Volver




w w w . c o l e g i o l o s p e n a s c a l e s . c o m